Imprimir
Dic
23

UNA PARED DE LADRILLO VISTO PARA MI COCINA

Autor // María José

Si recientemente os mostraba aquí algunas de las ideas que he ido recopilando acerca de como iba a ser mi futura cocina, poco a poco mi chico y yo vamos tomando decisiones para ultimar pedidos y dejarnos los encargos hechos antes de irnos a disfrutar de las merecidas vacaciones de Navidad, para ponernos con la temida reforma a principios del próximo año.

Después de todo y a pesar de lo engorroso de las reformas,  la principal ventaja de empezar "manos a la obra" es el hecho de poder disfrutar al máximo de una estancia "no impuesta", sino  hecha a medida por uno mismo, pensada y decorada atendiendo a tus propias necesidades. ¡Y en esas estamos!, hoy os hago partícipes de otra de las ideas que rondaba por mi mente desde hacía mucho tiempo y que espero hacer realidad en breve: darle a mi cocina una pared con carácter.

Lejos de poner los típicos azulejos de cocina, huyo de lo convencional para afrontar el riesgo, revestiré una de las paredes de mi cocina con ladrillo visto blanco, porque como elemento decorativo me parece brutal aportando calidez y textura a las cocinas de estilo contemporáneo.

Natural o pintado en la actualidad es plena tendencia, pudiéndose usar en más estancias de la casa por su gran versatilidad, como salones o dormitorios, pero ¡ojo! sin abusar, siempre en su justa medida, decorando solo la pared principal de cada una de esas estancias. Deciros que esta tendencia viene marcada por los loft neoyorquinos, estancias de tipo  industrial de gran amplitud reconvertidas en viviendas modernas.

En definitiva, el ladrillo a pesar de resultar tosco y rudimentario del que nunca habría pensado usar más allá de lo acostumbrado, como podéis observar la idea en decoración de paredes junto a una línea de mobiliario pura y monocromática, resulta espectacular.

*Pictures vía Pinterest

Y ¿vosotras, os atrevéis a huir de los cánones establecidos en decoración?

¡Que tengáis un feliz día!

Mj.