Imprimir
Feb
19

EN MI LISTA DE LA COMPRA

Autor // María José

¡Por fin viernes! asi que tenemos por delante todo un fin de semana con tiempo libre para disfrutar de aquellas cosas que nos diverten, nos hacen felices o simplemente descansar de la agotadora jornada de trabajo.  En mi caso después de un intenso mes de espera, en próximos días tendremos la cocina instalada, pero como cualquier estancia de nuestra casa, los muebles por sí solos carecen de sentido, como dicen en mi tierra los espacios quedan "desangelados".

Es por ello que tenemos que darles vida, aportarles "alma" a cada rincón de nuestro hogar y ¿cómo se consigue? fácil,  viviendo en ellas, amándolas con la ayuda de esos "toques decorativos" que las hacen únicas y especiales.  En el post de hoy, os quiero mostrar algunos objetos decorativos que están pendientes desde hace meses en mi lista de la compra y que en breve irán a parar a mi cocina no por su utilidad, sino por la belleza y originalidad que darán a la estancia donde paso una gran parte del tiempo diario ya que como todos sabéis soy una "cocinillas".

En primer lugar, estoy enamorada de la lámina Manifiesto de la Familia Feliz, toda una declaración de intenciones "amorosa, divertida y de gran verdad" que deberíamos seguir a raja-tabla, aunque a veces no las cumplamos. En definitiva un poster donde recordar cada día las 9 reglas básicas para conseguir una familia feliz y que  estoy deseando verlo colgado en mi cocina. De los geniales diseñadores gráficos de Project Party Studio.

En segundo lugar, un objeto que sin duda se hace imprescindible en cualquier cocina es un reloj, que te ayude a controlar los tiempos de cocción de todas esas recetas que hagas, pero si encima elegimos un bonito y sofisticado diseño aportará a tu cocina el toque que la diferencie al resto. Si como yo estáis interesadas, podéis conseguir este reloj en la web Maison Du Munde a un precio genial y como podéis observar también queda fantástico en salones.

Y en tercer lugar, al poner una pequeña barra me he decantado por este modelo de banqueta alta de Ikea regulable en altura, con un diseño atemporal y con cierto estilo industrial. Además su precio comparado con la gran mayoría de taburetes de cocina resulta bastante convicente.

Como ya sabéis por entradas anteriores, mi cocina no llevará el típico azulejo blanco, ya que gran parte de la pared va revestida de ladrillo visto blanco, lugar donde no habrá muebles y presumirán todos estos objetos decorativos que os acabo de mostrar,  junto con algunas fotos de mi familia y alguna que otra estantería para mis numerosos libros de cocina.

Y esta es mi lista de la compra para los próximos días, ¿y vosotros? ¿tenéis pendiente decorar algún rincón de vuestro hogar?

¡Cielos Azules y que paséis un buen fin de semana!

Mj.