Imprimir
Jun
25

¡NO LOS ABANDONES!, ELLOS NUNCA LO HARÍAN.

Autor // María José

Todos los que me conocen saben de mi amor por los perros, puedo decir que nací con predisposición a "amarlos" así como la sensibilidad y empatía suficiente para comprenderlos. Además tengo la suerte de compartir este amor querido con mi chico. Cuando nos conocimos, ambos íbamos en un pack y de pronto nos convertimos en familia perruna numerosa.

Éste es un post diferente, quizás os resulte aburrido o simplemente os provoque cierta indiferencia porque me salgo de la temática acostumbrada, pero al fin y al cabo este blog no es sino un pequeño diario en el que contar, descubrir, saborear o haceros partícipes de historias personales.


Historias como la de Pipo, un simpático cachorro que se convirtió en nuestro huésped durante algunas semanas, llegó a nuestras vidas por casualidad, desconocemos si fue perdido, abandonado o simplemente nació con el estigma de ser vagabundo porque a pesar de su  gran tamaño era un cachorro cuando lo acogimos en casa.


De mirada triste y con alguna que otra garrapata, tras una visita al veterinario fue desparasitado y resultó pertenecer a la raza de los perros ovejeros. Así que bastaron  unos días de mismos y cuidados intensivos además de saciar su voraz apetito para que Pipo fuese un poquito más feliz en casa hasta que pudiésemos encontrar a su dueño.

Sin embargo, sin collar ni chip con número que lo identificara nos iba a resultar difícil. A pesar de nuestros intentos de búsqueda fueron en vano. Y aunque en casa intentamos darle afecto y cariño, con dos bebés y nuestro gran danés nos era imposible darle todas las atenciones que precisaba. Dedujimos que con nosotros no iba a ser totalmente feliz.

Desde un refugio de nuestra provincia vinieron a recogerlo y se quedaría allí hasta que encontrara una familia que lo adoptara. Y así fue, Pipo vive feliz en Alemania, encontró un nuevo hogar con una familia que lo quiere y cuida.

Por desgracia, el verano no sólo es una fecha ansiada por todos, sino que para los perros es la época del año de más  abandonos. Por ello, me sirvo del blog para dar voz a todos aquellos perros abandonados por culpa de la irresponsabilidad de sus dueños, personas con falta de sentimientos pero sobrantes de crueldad y carentes de escrúpulos, deciden abandonar a su suerte a estos incomprendidos animales, porque con las vacaciones ese animal de compañía ya resulta un estorbo o el adorable cachorrito ha crecido o el regalo de Reyes del niño ya no es tan divertido, etc.

Desde aquí hago un llamamiento para concienciar a las personas de que tener un animal de compañía no es un capricho, son seres que sienten y tienen la capacidad de amar incondicionalmente a sus dueños, ¡no los abandones! porque ellos nunca lo harían.

Mj.

pictures by me.