Imprimir
Feb
16

UN DÍA EN EL CARNAVAL DE CÁDIZ

Autor // Mª Ángeles

El fin de semana pasado estuvimos disfrutando como niños en la capital de los carnavales:CÁDIZ! Y como tocaba, había que ir con la indumentaria adecuada. Aquí MªJosé ya os mostró su GENIAL disfraz, genial es poco, porque iba espectacular y todo salió de su cabecita loca llena de creatividad. Fue la estrella del circo, pero en el circo había más integrantes...¿Os los presento? ¿Y de paso nos damos unas vueltecitas por las calles de la tacita de plata?

*Desde el lejano oriente nada más y nada menos que Marichan y desde Roma con todo su esplendor el centurión más fuerte y valiente David Cornelio Escipión "El Africanus".

* Nuestro Mickey Mouse preferido: Iago

* La insólita pareja ¿Quién dijo que una ratita presumida y una vaca lechera no se podían querer? Paqui y Luismi.

¿Que os ha parecido? para empezar creo que ¿no está mal, verdad? ¿empezamos el recorrido?. Deciros que surgió un imprevisto de última hora y y es que cuando empezaba a animarse la fiesta nuestra reflex se quedó sin batería (sniff, sniff!)...Menos mal que siempre hay un móvil a mano e instagram nuestra salvación, aunque claro la calidad de las fotos no es la misma.

Había muuuchos disfraces pero para nuestra sorpresa no tantos como esperábamos. Dicen que el día fuerte es el sábado y nosotros fuimos un domingo. También deciros que es muy diferente ir con niños que sin niños. Mi consejo es que si vais con niños  no os metáis en el casco antiguo pues puede llegar a ser un poco agobiante. Las chirigotas cantan en sus calles, la gente se arremolina alrededor de ellas formando embudos donde no se puede salir ni para adelante ni para atrás. Para mí éstas constituyen uno de los encantos principales del carnaval de Cádiz, pero al ir con niños, lo veo un poco peligroso.

Entre paseo y paseo había multitud de puestos donde degustar los manjares típicos de esta maravillosa ciudad, desde los clásicos bocadillos de chorizo, los camarones, los "ostiones" a los erizos recién cogidos del mar. Nosotros nos decantámos por probar un delicioso y dulce zumo de caña de azúcar, con un contrapunto de lima y limón machacados, hechos artesanalmente en una curiosa y rústica máquina que nos llamó mucho la atención.

Terminando la tarde, mirad que carita tenía Iago, estaba cansadísimo pero no quería dormirse para no perderse nada! Pa comérselo!

A última hora con la aparición del frío, apetece un buen tazón de chocolate con churros para reponer fuerzas, prepararse para coger un buen sitio y disfrutar de la cabalgata.

Y hasta aquí el final de fiesta de un día fantástico donde no faltó la diversión y las risas. ¿Habéis estado alguna vez en el Carnaval de Cádiz? ¿Me contáis vuestra experiencia?

¡Esperamos que os haya gustado este breve resumen del Carnaval de Cádiz!

¡Que paséis un buen fin de semana!

MªÁngeles. {jcomments off}