Imprimir
Dic
04

MARTÍN Y SU FIESTA DE CUMPLEAÑOS DE LA GRANJA

Autor // María José

Y Martín cumplió dos años y la mejor manera de celebrarlo es conmemorarlo con la fiesta de la granja que le organicé por su segundo cumpleaños el pasado mes de noviembre, ya que por razones de trabajo y viajes tuvimos que adelantarlo unas semanas antes de la fecha.

Como todos sabéis me encanta organizar eventos, pero desde que soy madre puedo más si cabe dar rienda suelta a esta loca pasión, ejemplos claros de ello son la baby shower de Martín, el bautizo de Martín y Valentina el primer cumpleaños de Martín, etc.

Aunque no hace falta complicarse demasiado para montar grandes cumpleaños, la ilusión que me invaden los preparativos y la diversión que me causa pensar en temática, la decoración e incluso en los juegos de los niños hace que el esfuerzo por mi parte valga la pena.

Como ya os anticipara aquí y por las redes sociales como Facebook e Instagram (@petitcarrusel) este año la temática estaba clara, su segundo cumpleaños estaría dedicado a la granja.

A diferencia del año pasado, quería disponer de más tiempo para organizarlo todo. Así que dos semanas antes de la fecha elegida el buenpadre y yo nos pusimos manos a la obra. Martín dio la noticia a través de estas divertidas invitaciones que diseñé para la ocasión gracias a este kit de imprimibles con el que personalice todo el cumpleaños con motivos de animales o estampado vichy.

Como de costumbre, elaboré la mesa de dulces, todos caseros y absolutamente deliciosos, prueba de ello es que no sobró nada. Para esta ocasión hice recetas sencillas y para todos los gustos, como cupcakes, bizcocho de coco, brownie con nueces y la tarta una riquísima naked cake de chocolate con crema de queso adornada con algunos animales y un banderín con motivos granjeros.

Pero sin lugar a dudas, lo que triunfó fueron las galletas decoradas con fondant en forma de animales de granja, que elaboré para que cada invitado se llevase a casa como recuerdo. Para los más pequeños, preparé unas bolsas de chuches muy originales, hechas con papel kraft y decoradas con pinzas de madera con los motivos de la fiesta.

En cuanto a la decoración, me decanté por lo rústico, para conseguirlo me ayudé de cestos con telas de estampado vichy, madera y el número dos en grande cubierto de cuerda rústica. Además, compré un juego de animales y granjero incluido también en madera y que me vino genial para decorar la mesa de dulces y que con la ayuda de unos pequeños maceteros todo en conjunto quedó muy campestre.

También compré unos llamativos pañuelos rojos para que todos los niños, incluido Martín los llevaran atados al cuello y que pensé irían muy bien con la temática.

El lugar elegido, un pequeño Cortijo perteneciente a la familia del "buenpadre", así que teníamos la suerte de contar con espacio suficiente para preparar juegos al aire libre para que los niños estuvieran entretenidos y se divirtiesen al máximo. Con una caja de cartón y un poco de pintura roja elaboré un tragabolas de granja típicamente americana, adornado con una bonita guinalda de animalitos y que encantó a los niños. Sin olvidarnos de los juegos de toda la vida, tiro con aros, los bolos, carrera de globos, etc, la cuestión era que los más pequeños se lo pasaran en grande y la diversión estuviese asegurada.




En definitiva, fue un día maravilloso en el que todos disfrutamos muchísimo y donde el esfuerzo que conllevan los preparativos mereció realmente la pena solo por ver la cara de felicidad de nuestro pequeño hombrecito y lo bien que se lo pasó junto a sus primos, tíos y abuelos.
*pictures by me and Vega
¡El año que viene a por el tercero!...

Mj.