Imprimir
Feb
17

¡VEN CONMIGO!

Autor // María José

Enero comenzó con el inicio de ver cumplido uno de mis propósitos de año nuevo, viajar. Lejos de volver a la cruda realidad, evité la rutina diaria y esa temible cuesta de enero, cruzando el charco para ver mi sueño de "hacer las américas" realidad.

Y ¡por fin! puedo compartir con vosotros las imágenes de nuestro viaje a Nueva York, quizás la tardanza se deba a lo difícil que resulta hacer una selección para resumir nuestra gran vivencia en la ciudad de los rascacielos. Era nuestra primera visita y os puedo asegurar que no será la última, imagino que como la gran mayoría de vosotros el deseo de visitar Nueva York se deba en gran medida a las "altas dosis" de largometrajes vistos a lo largo de los años...Puesto que el simple hecho de "pasear" por sus frenéticas calles es como rememorar la escena de alguna película.

A pesar de su sorprendente ritmo de vida, Nueva York es una ciudad que eclipsa por  lo distinto a todo lo que hasta el momento había conocido, por las marcadas diferencias respecto a cualquier otra ciudad europea que haya podido ver. Y aunque hemos sufrido su gélido invierno en nuestras "mediterráneas carnes" obviando la falta de glamour por culpa de nuestro grueso ropaje, la comida se lleve un suspenso, el tráfico sea caótico, o resulte algo más cara de lo escatimado. Ante todo Nueva York es luz, ruido, bullicio, hermosa, cinematográfica, abrumadora, que cautiva con solo pisarla...En definitiva, es de esos viajes que deben hacerse "al menos" una vez en la vida.

NUNCA OLVIDARÉ...

*Que sea una ciudad que te haga disfrutar con sólo mirarla, impresionante desde las alturas, curiosidad absoluta desde sus aceras.

* Que los Neoyorquinos a pesar de sus diferentes orígenes y gran variedad cultural, se sienten unidos como americanos. Son amables,  educados y patriotas sin prejuicios hasta la exaltación.

*Baloncesto en el Madison Square Garden, visita obligada cuando tu chico es un apasionado del basket y "ex-jugador juvenil del C.B Granada". Alucinante poder ver un partido de la NBA en vivo junto a 19.000mil personas más, con toda la parafernalia que sólo los americanos saben hacer.

*The New York Public Library, libros, historia, escritores...Lejos de visitarla por motivos culturales, la realidad era ver el lugar donde se rodaron algunas escenas de una de mis series favoritas "Sex and The City".

*Central Park, bello, poético, muy cuidado,  acogedor a pesar de su inmensidad, músico, divertido gracias a sus pequeñas ardillas, historia en sus centenarios árboles...Fue tal nuestro "enamoramiento hacia este verde parque" que lo vimos por dos veces, con el aliciente de que fuimos testigos directos de cómo un chico español pedía en matrimonio a una Neoyorquina sirviéndose de unas pancartas cogidas por algunos viandantes que andaban por allí...¡Es ese tipo de cosas por las que se ama Nueva York!.

*Que nuestro hotel a pesar de tener una modesta habitación, contaba con el privilegio de terraza con vistas y una céntrica ubicación (a escasos 50m de Times Square) por el módico precio de 50 euros la noche ¿quién dijo caro? ;)

*Que puedas ganarte la vida de la manera más surrealista, siempre y cuando carezcas del sentido del ridículo. Nadie te juzgará mal.

*Que el idioma no resulte un problema, porque siempre habrá alguien que hable español.

*Time Square, punto de encuentro, lugar de reunión en donde coinciden diariamente cientos de personas anónimas con el único objetivo de contemplar la gran majestuosidad lumínica de la séptima avenida.

*Nuestros desayunos en Magnolia Bakery y que gracias a sus deliciosos cupcakes  de "terciopelo rojo y chocolate" cogimos unos kilitos de más sin el menor atisbo de remordimiento.

*Poder saciar tu voraz apetito a cualquier momento, en cualquier lugar.

*Que el cambio de moneda resulte tan ventajoso que cualquier compra que hagas te parezca una "gan-ga".

*Que andar por sus kilométricas avenidas resulte como correr una maratón pero en realidad te sientas como ir de "tour turístico".

Fue nuestra primera visita y como tal fueron diez días maravillosos en los que disfrutamos de sus "famosos símbolos" iconos de esta ciudad: Estatua de la Libertad, taxis, banderas, Empire State building, Memorial, Rockefeller Center, bridge Brooklyn, Central Park, etc. Parte de nosotros se quedó en Nueva York, de ahí que el tiempo, nos de la oportunidad de volver a la ciudad de los rascacielos, para recuperar parte de ese corazón que nos robó...

¡VOLVEREMOS!...

*fotografías hechas por mi.

Cielos Azules allí, en cualquier lugar donde estéis...

Mª José