Imprimir
May
06

MUFFINS DE ARÁNDANOS Y CREMA DE QUESO

Autor // María José

Sé que os debo dos tartas cumpleañeras (prometo que las degustaréis pronto!), pero después de algún tiempo sin publicar una  "receta casera" debido a los festejos de estos úlitmos meses,  me apetecía mucho mostraros estos deliciosos muffins de arándanos y crema de queso,  no os exagero cuando os digo que resultan toda una "delicatessen" ideales para sorprender a vuestros seres queridos y amigos en aquellas visitas inesperadas.

Otra ventaja a su favor en estos tiempos en donde las prisas marcan nuestro ritmo de vida, es que resultan ser muy sencillos de hacer, apenas tardaréis 30 minutos de reloj y los ingredientes los podréis encontrar fácilmente en vuestras despensas.

Como habréis podido leer, el ingrediente estrella son los arándanos y aunque en la receta original  (de mi admirada "cocinitas Trotamundos") son naturales, yo las usé deshidratadas y el resultado ha sido igual de apetecible. No obstante es una receta flexible, ya que se puede adaptar a cualquier fruto rojo, ya sean frambuesas, grosellas o incluso las fresas de plena temporada (que imagino "ahora" no faltarán en vuestras neveras) y eso hace que me resulten de lo más primaverales!.

Por otro lado, el queso le aporta una cremosidad indescriptible así como una jugosidad inigualable, restándole acidez a los frutos rojos. Como véis son muchos los motivos por los que recomiendo esta exquisitez. Habrá un antes y un después en vuestras meriendas y desayunos!.

INGREDIENTES:

*260 gr. de harina

*110 gr. de azúcar

*1 cdta. de levadura

*1/2 cdta. de bicarbonato sódico

*pizca de sal

*240 gr. de yogurt natural (en caso de no tener, podéis usar de sabores como el de fresa)

*70 ml de aceite de girasol

*1 huevo

*1/2 cdta. extracto de vainilla

*100 gr. de arándanos  (o cualquier otro fruto rojo, yo usé arándanos deshidratados del mercadona)

*150 gr. de queso en crema (tipo philadelphia)

*40 gr. de azúcar (para el queso en crema)

*Azúcar glass (opcional)

 

PREPARACIÓN:

En primer lugar pondremos en un bol el queso con los 40 gr. de azúcar, mezclaremos hasta conseguir que ligue todo y reservamos.

En otro bol incorporamos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, sal y el bicarbonato sódico) y revolvemos con ayuda de una barilla manual. Reservamos. A continuación, en otro bol mezclamos los ingredientes húmedos: En primer lugar batimos el huevo, añadimos el yogurt, el aceite y el extracto de vainilla, seguimos batiendo hasta quedar una mezcla homogénea.

Ahora procederemos a mezclar los ingredientes húmedos con los secos (*consejo: no batir en exceso, sólo lo suficiente hasta que ambos ingredientes estén ligados así conseguiremos que el bizcocho de los muffins sea suave y esponjoso, de lo contrario quedarían duros y de textura seca). Finalmente añadimos los arándanos (o frutos rojos) y con cuidado removemos hasta que se integren en la masa.

Precalentamos el horno a 190º.

A continuación iremos poniendo las 2/3 partes de masa en las cápsulas de papel sobre la bandeja con cavidades para magdalenas o bien dentro de cápsulas rígidas de silicona (para evitar que en su cocción se deformen).*Nota: Deciros que yo tengo dos formas de rellenar los muffins, la primera dedicada a los más "queseros", en las capsulas incorporo un poco de masa, después un poco de crema de queso y a continuación ponemos más masa, para finalizar cubriemos la copa con otro poco de queso. La segunda, es incorporar el queso una vez estén los muffins hechos, decantaros por esta opción en el caso de que no os guste el queso o no estéis muy seguros de que a vuestros invitados les pueda gustar. Sólo tenéis que poner el queso en un tarrito y que cada uno se eche el que le apetezca. De igual forma, con queso o sin él estos muffins ¡estarán deliciosos!.

Una vez tengamos nuestra masa, introducimos la bandeja en el horno a 190º durante 20-25 minutos. (*consejo: si utilizáis moldes oscuros, debéis reducir la temperatura del horno de 15º a 20º ya que acumulan más calor y nos quedarían secos y duros).

Finalmente, una vez enfriados, decoramos con azúcar glass.

Y en este domingo "tan maternal" estáis a tiempo de prepararlos y obsequiar a vuestras mamis con este dulce bocado, les encantarán por esa increíble mezcla de de sabor y texturas, además como siempre os digo ¿qué mejor regalo que aquello que se hace con todo nuestro cariño?...

¡Bon Appétit!

*pictures by me.

Cielos Azules allí donde estéis.{jcomments on}