Imprimir
Mar
05

MAGDALENAS CASERAS PARA PAPÁ

Autor // María José

LLegó el fin de semana y con él os traigo una receta de esas de toda la vida, las magdalenas. Un dulce del cual todos somos grandes amantes y que no suele faltar en casa por su sencillez y versatilidad, sirviéndose bien para desayunar como para merendar.

Y aunque las tenemos al alcance de cualquier pastelería o supermercado, jamás podrán igualar al sabor de unas magdalenas hechas en casa y por eso os animo a que las hagáis, además de que podéis ayudaros de los más peques de la casa (actividad que les encantará) será la excusa perfecta para  preparárselos a papá o al abuelo en el "día del padre" y sorprenderlos con una receta totalmente casera y de lo más barata.

Un dulce popular de gran arraigo y aunque sus ingredientes son sencillos requieren que sean de buena calidad para conseguir las mejores magdalenas, aquellas con un hermoso copete, de color dorado y en cuyo interior haya una miga esponjosa. Otro dato a tener en cuenta en su elaboración es que dichos ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

El que os salgan esponjosas depende de "la batidora con barillas" fundamental para dar aire a la masa, lo que facilitará que ésta crezca y suba por las burbujas de aire formadas. Se debe comenzar batiendo los huevos con el azúcar hasta conseguir que ambos ingredientes se integren totalmente y espesen, a continuación se añadirán el resto de ingredientes liquidos y por último los secos.

Otro de los trucos que tenemos que tener en cuenta es que una vez tengamos la masa lista la guardaremos en un recipiente hermético y deberemos dejarla un tiempo de reposo en frío,  desde unos 30 minutos mínimo hasta dejarla para el día siguiente (depende de ti) en la nevera con el objetivo de que la levadura química se active debido al cambio de temperatura frío/calor.

INGREDIENTES:

*250 gr. de azúcar

*la piel de un limón o naranja (elección a vuestro gusto)

*4 huevos

*250 gr. de aceite de girasol

*120 gr. de leche

*350 gr. de harina de repostería

*pizca de sal

*1 sobre de levadura química

***

ELABORACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 220º.

2. Preparamos las capsulas de papel sobre la bandeja para magdalenas o capsulas rígidas (la masa da para unas 24 magdalenas).

3. Separamos las yemas de las claras y comenzamos a batir las claras hasta que hayan montado en su punto de nieve, retiramos y reservamos. En otro bol incorporamos las yemas junto con el azúcar y la ralladura del limón hasta que estén espumosas y hayan duplicado su tamaño.

4. Añadimos la leche, batimos, añadimos el aceite y volvemos a batir.

5. A continuación agregamos la harina junto con la levadura que previamente habremos tamizado y seguimos batiendo.

6. Por último agregamos las claras montadas y con la espátula movemos la masa con movimientos envolventes.

7. Dejamos reposar la masa 30 minutos en la nevera en un recipiente hermético.

8. Incorporamos la masa en las respectivas cápsulas de papel sobre la bandeja con cavidades para magdalenas (para evitar que la masa se deforme).

9. Espolvoreamos con azúcar la masa que contiene cada cápsula.

10. Horneamos 10-12 minutos hasta que estén doradas o pinchemos con un palito y salga limpio.

¡A disfrutarlas!

Mj.