Imprimir
Abr
20

HOY CELEBRAMOS UN...

Autor // María José


Tras una semana de parón bloguero debido a las cosas de casa que tan ocupada me tienen estos días, he podido escaparme de los "trabajos forzados hogareños" y lidiar con mis fogones para elaborar esta preciosa tarta, con el único fin de celebrar mi cumpleaños y el cumpleblog!, doble motivo por el que publicar la receta de este delicioso pastel de chocolate y nata.

Un año más que debo sumar a mi calendario personal así como al del blog y no puedo más que dar gracias por por todo lo bueno que me está pasando y el hecho de poder seguir compartiendo con vosotros todas esas ideas que hay dentro de mi "cabecita loca" a través de este maravilloso blog y que tantas alegrías me ha dado desde que comenzáramos en 2011. Una andadura blogger que dura ya cuatro años y que sin vosotros, nuestros queridos lectores, no tendría ningún sentido.

Otro año más al que daros las gracias por seguir las aventuras y desventuras de dos blogger, madres, ¡enamoradas de las cosas bonitas y con muchas cosas que contar! cuyas inquietudes personales han ido forjando Petit Carrusel y desde donde habéis sido testigos directos de nuestra propia historia familiar y evolución bloggera. Por otro lado, a pesar de las dificultades y contratiempos que estén por venir, Mª Ángeles y yo intentaremos seguir con vosotros cada semana y asi podáis desconectar de vuestra rutina diaria para pasar un buen rato con su divertida lectura y desde donde nos esforzaremos más si cabe por publicar contenidos entretenidos y de calidad. ¡Nada nos complacería más que seguir a vuestro lado por muchos años más!...

Y ahora vamos con la receta, para esta ocasión tan especial por su doble celebración, quería algo sencillo y que todos podáis hacer en casa invirtiendo poco tiempo pero con un resultado espectacular y delicioso. Además como estamos en una de las estaciones del año más bonitas he querido hacerle un guiño a la primavera y decorar la tarta con unas vistosas flores.

INGREDIENTES:

*5 huevos

*150 gr. de azúcar

*115 gr. de harina

*35 gr. de cacao puro

*1 sobre de levadura química (opcional)

*400 ml. de nata para montar

*3 cucharadas de azúcar

*virutas de chocolate y margaritas para decorar (opcional)

***


ELABORACIÓN:

Para la elaboración del bizcocho, en primer lugar precalentaremos el horno a 180º, en un bol añadiremos los huevos junto con el azúcar y batiremos unos 10 minutos hasta que los huevos doblen su volumen y nos quede una mezcla homogénea y blanquecina, a "punto de cinta". El motivo de este batido tan alargado es porque la masa carece de levadura así que la manera de que el bizcocho suba tras su horneado es dando aire a la masa. Pero si no disponéis de tanto tiempo, tan sólo tenéis que añadir el sobre de levadura química junto con la harina y el cacao en polvo, que previamente habremos tamizado, moviendo la masa con movimientos envolventes hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.

Una vez tenemos la masa del bizcocho lista  tenéis dos opciones hornear la masa en un recipiente y cortar el bizcocho en dos/tres partes iguales o usar tres recipientes iguales y hornearlos, opción a la que yo siempre acudo ya que me resulta más fácil, usando los recipientes plateados desechables que venden en los supermercados. Recordar que debéis engrasar cada recipiente con un poco de aceite o mantequilla espolvoreado con harina, para evitar que vuestros bizcochos se peguen. Si usáis un recipiente el horneado será de 45 minutos, pero si usáis 3 recipientes el horneado durará 20 minutos.

Finalmente montaremos la nata (que deberá estar muy fría) junto con el azúcar hasta que triplique su volumen. Por último montaremos la tarta una vez los bizcochos se hayan enfriado totalmente, pondremos un primer bizcocho de base, añadiremos una primera capa de nata y así sucesivamente hasta cubrir toda la tarta.

Decoramos con virutas de chocolate y flores frescas a gusto personal, yo he usado las de mi jardín. Ya véis que el resultado es excepcional y aprovecho para recomendárosla para celebrar el día de la madre, ¡creo que les encantará!.

¡Buen provecho!

Mj.