Imprimir
May
17

MINI PIZZAS INES ROSALES

Autor // María José

Con el buen tiempo las reuniones en familia no se hacen esperar y si es al aire libre donde podremos disfrutar de nuestras veladas ¡mejor que mejor!. A lo largo de este próximo verano tendremos numerosas visitas en casa, bien la familia o algunos de nuestros mejores amigos vendrán a vernos y a deleitarse con las ventajas de vivir en la costa almeriense, sol, playa y el buen comer. Es por ello que estoy indagando para encontrar recetas sencillas que no requieran de mucho tiempo pero a la vez que resulten deliciosas.

Desde que era niña en casa nunca han faltado las tortas de aceite y anís, en concreto las famosas de Ines Rosales, ya que a mi padre le encantan y a día de hoy aún sigo viéndolas por casa donde de vez en cuando yo también caigo rendida a su gran sabor. Si por si solas son un gran clásico de nuestra cocina, os resultarán sorprendentes en la receta hoy.

Se trata de una pizza gourmet, toda una delicattesen para nuestros sentidos, ya que además de su conocida base de aceite de oliva, anís y el crujiente de azúcar, la textura y gran sabor de los ingredientes extra añadidos, aporta una nueva dimensión al plato. Cebolla, la intensidad del queso rulo de oveja se ve contrarestado por la acidez de los frutos rojos, en definitiva una receta sencilla, pero que resultará extraordinaria a vuestros invitados, bien como degustación o un primer plato.

Esta es mi elección, pero como sabéis las recetas se adaptan a todos los gustos tan solo cambiando algunos de los ingredientes por aquellos que sean más de vuestro agrado. Aunque os animo a probarla, porque tal cual resulta una exquisitez, digna de cualquier chef.

INGREDIENTES (PARA 4 PERSONAS):

* 4 tortas de aceite de aceite y anís

* 1 cebolla mediana

* 200 gr. queso rulo de cabra

*200 gr. de frutas del bosque (bien naturales o deshidratadas) yo he usado arándanos deshidratados

*Unas gotas de aceite de oliva

* Romero para decorar

***

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200º, cortamos la cebolla muy fina y se la añadimos a las tortas en primer lugar. A continuación desmenuzamos el queso de cabra y lo incorporamos, después añadimos las frutas del bosque y por último sazonamos con unas ramitas picadas de romero. Introducimos en el horno 10 minutos o hasta ver que el queso haya cogido un ligero color dorado. Una vez sacadas del horno, se les añade un chorrito de aceite de oliva y junto a una refrescante copa de lambrusco, resulta el acompañamiento ideal a cualquier cena de verano.

¡Buen Provecho!

Mj.