Imprimir
Oct
19

BIZCOCHO DE BONIATO

Autor // María José

Una de las ventajas del cambio de estación es la llegada de nuevos productos a nuestras despensas. Productos de temporada que suelen resultar bastante económicos, ricos y beneficiosos para nuestra salud.

Con la entrada del otoño nos gusta disfrutar de meriendas caseras y los bizcochos en casa no pueden faltar. En esta ocasión, os traigo una receta sencilla cuyo resultado final es una delicia para el paladar.

El Boniato, también conocido como "batata" es el ingrediente principal de esta receta, aportando textura y jugosidad al bizcocho, que nada tiene que envidiar al de toda la vida. Un pedacito de él nos transporta al otoño más dulce...

A pesar de su rudo aspecto y tener menos popularidad que otros productos más consumidos en esta época del año,  como las castañas o la calabaza, tiene un sabor acaramelado que cautiva con solo probarlo. En mi niñez, recuerdo que lo comíamos mucho en casa ya que mi madre era fan absoluta de él porque nos encantaba asado.

Pero lo mejor de todo es que vuestra cocina se impregnará de un agradable olor otoñal gracias en parte, a todas las especias que lleva.

 

INGREDIENTES:

350 g de puré de boniato

  • 160 g de azúcar integral
  • 3 huevos
  • 100 g de aceite de girasol
  • 125 g de yogur natural
  • 5 g de levadura
  • 5 g de bicarbonato
  • 1 pellizco de sal
  • 200 g de harina
  • 1 cucharada sopera rasa de mezcla de especias (canela, nuez moscada, clavo y jengibre) opcional.
  • Aceite o mantequilla para engrasar

ELABORACIÓN:

Comenzamos batiendo en un bol los huevos junto con el azúcar hasta integrarse, a continuación añadimos el puré de boniato y seguimos batiendo, posteriormente echamos el aceite de girasol junto con el yogur natural, reservamos. Precalentamos el horno 180º.

En otro bol añadimos los ingredientes sólidos como son la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias, removemos para que todos los ingredientes se incorporen bien. Finalmente y poco a poco vamos vertiendo los ingredientes sólidos a los líquidos removiendo la mezcla hasta que se hay integrado al completo.

Vertemos la mezcla en el molde previamente engrasado con mantequilla o aceite y horneamos durante 40 minutos (a poder ser sobre la rejilla) hasta que al pincharlo con un palito salga limpio.

¡Buen provecho!

Mj.