Imprimir
Dic
13

GALLETAS NAVIDEÑAS PARA REGALAR

Autor // María José

Además de decorar la casa, otro de los planes que tenía en mente y me hacía mucha ilusión era el de hornear galletas caseras junto a mi pinche favorito, Martín.

Con dos añitos recién cumplidos soy consciente de que todavía es muy pequeño para entender la Navidad pero a pesar de ello, él se divierte muchísimo, eso sí más que ayudar, lo suyo era meter las manos en la masa para literalmente comérsela :DD

Al igual que decorar el árbol o escribir la carta a los reyes magos quiero que decorar galletas caseras se convierta cada Navidad en otra tradición más por cumplir en casa junto a mis hijos. Desde aquí os invito a que sigáis la receta porque además de estar riquísima puede ser una buena y económica alternativa a regalar a vuestros seres queridos ayudándoos de los más pequeños de la casa.

Después de haber probado infinad de recetas, os puedo asegurar que esta es la mejor. Una galleta todoterreno no sólo por durabilidad sino porque está buenísima, aguanta perfectamente cualquier tipo de decoración ya sea con glasa o fondant. prueba de ello son las galletas que he elaborado a los peques a lo largo de todas sus celebraciones (cumpleaños y bautizos).

En realidad es la galleta clásica de mantequilla aderezada con una pizca de especias como jengibre, canela y clavo para adaptarla a estas fechas tan señaladas. A Martín le encanta, pero como es tan pequeño no he querido abusar de ellas, ya que su sabor es bastante intenso. La esencia del sabor en cuanto a cantidad y gusto os la dejo a vuestra elección. Normalmente las hago con esencia de vainilla, pero en esta época del año he querido usar especias cuyo olor y sabor nos recuerdan a la Navidad.

INGREDIENTES (PARA 35-40 GALLETAS DE 8-10 CM):

*250 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)

*250 gr. de azúcar glass

*1 huevo XL

*650 gr. de harina

*1 chorrito de leche (para ligar la masa)

*Aroma o especias al gusto del consumidor (jengibre, canela, clavo molido) dependiendo de la intensidad de sabor lo normal es una cucharadita de café de cada uno de las especias.

*Sprinkles para decorar (he querido simular las lucecitas de navidad).


ELABORACIÓN:

Lo más importante es que todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente. En primer lugar, batiremos la mantequilla hasta que tenga una textura suave y cremosa tipo pomada, a continuación vamos echando a cucharadas el azúcar glass (previamente tamizado) hasta que esté totalmente integrado en la mantequilla, (tardará un poco).

Pasado este tiempo, la mantequilla estará blanquecina y habrá aumentado su volumen, con textura esponjosa. A continuación añadimos las especias o sabor deseado y después añadiremos el huevo (que previamente habremos batido ligeramente). Al principio la textura parecerá como si se haya cortado, pero con paciencia seguimos batiendo hasta que el huevo se haya integrado totalmente.

Entonces, comenzaremos añadiendo la harina (previamente tamizada) a cucharadas, bajando la velocidad de nuestra batidora. Cuando estemos llegando al final de la harina la masa tendrá una textura desmigada, en ese momento añadimos el chorrito de leche (como dos-tres cucharadas soperas) y batiremos hasta que por fin la masa haya ligado.

Formamos una bola con nuestras manos y la dividimos en cuatro porciones iguales. Sobre nuestra encimera ponemos papel de hornear y con la ayuda de un rodillo estiramos cada porción de masa que cubriremos con mas papel de hornear para que no se nos pegue al rodillo. Conforme vayamos terminando de estirar cada porción, la colocamos en una bandeja apta para el horno (yo las tengo de Ikea baratisimas además de muy prácticas) y colocadas las masas una encima de otras separadas por el papel del horno, introducimos en la nevera durante un mínimo de dos horas (yo las suelo dejar de un día para otro) este paso es muy importante para que la masa se asiente y se pueda manejar mejor en el momento de cortarlas.

Pasado el tiempo de la refrigeración, con ayuda de unos cortadores (yo he usado los típicos de navidad, como estrellas y el árbol) les damos forma y decoramos con Sprinkles de colores, tened cuidado porque algunos se derriten con el calor del horno, así que compradlos de buena calidad. Metemos en el horno la bandeja (precalentado 180º). Recordando que las galletas a pesar de no llevar levadura crecen y aumenta liegeramente su tamaño, así que dejar algo de distancia entre ellas. El tiempo de cocción es relativo en mi horno tardan 11-12 minutos en hacerse. Ya depende de cada uno, lo normal es de 10-15 minutos. Pero si es la primera vez que horneáis galletas os recomiendo que en la primera tanda de galletas estéis atentos a vuestros hornos.

Finalmente, las dejamos enfriar sobre unas rejillas un mínimo de dos horas. Para una mayor conservación se pueden guardar en tuppers herméticos cubiertos de papel.

Y el resultado final, son ¡estas vistosas y ricas galletas! que se vendrán con nosotros a la fiesta de navidad de la guarde de Martín para repartir entre todos los allí presentes.

*Pictures by me.

¡Cielos Azules y que os aproveche!

Mj.